¿Crees que nos afecta el Coronavirus en la conducción? | CERRATO

¿Crees que nos afecta el Coronavirus en la conducción?

La ansiedad, el miedo, la presión…, no son buenos aliados de la conducción, nos provocan distracciones y aumentan el riesgo de accidentes, así que la respuesta claramente es SÍ.

El estrés al volante esta presente, directa o indirectamente en al menos el 20% de los accidentes de tráfico, y aunque en estos momentos, la intensidad del tráfico se ha reducido de manera drástica, se siguen produciendo muchos accidentes a pesar del Estado de Alarma. Este estrés es provocado por el coronavirus.

En estos días, cuando nos subimos al coche, nos surge la preocupación de cómo y cuando nos podemos contagiar, ahora mismo estoy hablando a nivel particular, personas normales y corrientes que tenemos que ir cada día (por supuesto de forma justificada) a nuestro puesto de trabajo, a la compra, a una gestión al banco o cualquier otra actividad,  nos sentimos presionados, con la sensación de que estamos haciendo algo ilegal por coger el coche y salir de casa. Hay veces que incluso nos sentimos delincuentes, insolidarios, con miedo de encontrarnos a la policía aun llevando nuestro justificante, aunque no estamos cometiendo ningún delito, pero posiblemente circulando más rápido de lo normal para terminar el desplazamiento cuanto antes. Concretando, todos estos factores influyen en que bajemos la guardia y no estemos centrados en la conducción, con el riesgo de sufrir un accidente.

Ahora vamos a ponernos en el lugar de algunas profesiones, conductores que están trabajando en primera línea de batalla, muchos de ellos con el cansancio acumulado y aún así, sin parar de trabajar.  Les quiero homenajear y enumerar, y perdonadme que algunas me las dejaré en el tintero, pero quiero hacer hincapié y pensar por un momento en el estrés que estarán pasando estos profesionales:

Ambulancias. Conducir por vías secundarias, sorteando animales salvajes que se están apropiando de las carreteras, con estos trajes que parecen los personajes que tenían raptado en la película a ET (perdón por la comparación), con unas gafas que quitan visibilidad, que se empañan con frecuencia, y ya sabemos su responsabilidad, conduciendo a toda velocidad sabiendo que unos segundos podrían ser los causantes de la vida o la muerte de sus pacientes.

Transportistas. Aquí están las personas que pocas veces les damos la importancia que tienen, pasan un montón de horas en sus camiones, sin posibilidad de ducharse o comer cuando realmente les apetece, la mayoría de las veces solos. Actualmente, con el Estado de Alarma, se han ampliado los periodos de conducción diaria levantando la mano con los tacógrafos, consecuencia de ello, más horas trabajando y menos horas de descanso.

Conductores de Autobuses. Aunque la mayoría están muy protegidos, también sufren el estrés de llevarse el virus contagiado a sus domicilios, y por supuesto les afecta en la conducción, cuidado con la disminución del tráfico que se convierte en un síntoma de relajación. Aunque las autoridades recomiendan utilizar los coches particulares para los desplazamientos, ellos están ahí ofreciendo sus servicios a pesar del riesgo que conlleva.

Policía y Guardia Civil. En la mayoría de las ocasiones tienen que ir de dos en dos en sus vehículos, sin respetar la distancia de seguridad, imaginaos el riesgo de contagio. Hasta hace bien poco incluso trabajando sin mascarillas. Esta claro que tienen menos trabajo al haber menos delincuentes en la calle, pero no por ello trabajan menos, les faltan horas para poder multar a todos los delincuentes que se saltan el confinamiento. En Estado de Alarma, todos tienen que estar doblando turnos y controlando las situaciones adversas.

En fin, podríamos seguir nombrando más profesiones al volante, conductores de VTC, Taxistas, ah, y sin olvidarnos de los conductores de funerarias (increíble el caos por el que están pasando) etc, etc… BRAVO POR TODOS ELLOS.

Pero a lo que quiero dar importancia en este Post es la situación de estrés, evitar que nuestras emociones pongan en riesgo nuestra conducción, y para ello insisto en repetir y repetir lo que ya todos sabemos, pero que no siempre cumplimos, no beber alcohol ni consumir drogas, no automedicarse, reducir el consumo de tabaco, café y otros estimulantes, cumplir a rajatabla las normas de circulación y para finalizar, NO USAR EL MOVIL.

Debemos de tener pensamientos positivos, mucha higiene y pensar que este maldito virus no podrá con nosotros, entre todos lo venceremos pronto.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.