Cómo debemos combatir la fatiga al volante

Según datos de la DGT, la fatiga es uno de los grandes factores de riesgo relacionada con los accidentes de tráfico, concretamente entre uno 20 y 30%. Además el abanico de afectados es bastante amplio, siendo las personas de más riesgo los conductores jóvenes, conductores de camión y los conductores de empresa, por este orden, los que más riesgo tienen de quedarse dormidos al volante según las estadísticas.

Os vamos a dar una lista de tan sólo 4 consejos con el fin de ayudar a reducir el riesgo de fatiga al volante:

1.- Es importante la formación a los conductores, enseñarles conductas tan sencillas como abrir la ventana, subir el volumen de la radio, parar a tomar un café cargado, etc…  La formación es tan simple que tan solo hay que mentalizar al conductor de cuando se deben producir estos actos.

2.- Evitar si se puede la conducción entre las 12 de la noche y las 6 de la madrugada, y sobre todo, después de comer, (evitar comidas copiosas). Estos son los horarios donde más accidentes se producen.

3.- Haber descansado el día anterior entre 7 y 8 horas de sueño. Podemos pensar que es una tontería, pero es una de las causas fundamentales que evitan la fatiga.

4.- Para un conductor profesional, la normativa dice parar a descansar después de 4 horas de conducción, aunque es aconsejable ir haciendo paradas después de las dos o dos horas y media de conducción.

 

 

Aunque parecen consejos muy evidentes, no debemos obviarlos y tenemos que intentar llevarlos siempre a rajatabla, un accidente por culpa del sueño suele tener unas consecuencias muy graves, ya que no hay lugar para la reacción.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.