En España no terminan de convencer los Vehículos Eléctricos, estos son los motivos | CERRATO

En España no terminan de convencer los Vehículos Eléctricos, estos son los motivos

Durante el primer semestre de 2021, se han vendido en España algo más de 17.000 vehículos 100% Eléctricos, y cerca de 23.000 Híbridos Enchufables, en total suponen aproximadamente un 5 % del total de vehículos vendidos.

Pero si nos centramos únicamente en los 100 % Eléctricos, el porcentaje es muy bajo en relación a otros países de la Unión Europea, por ejemplo en Alemania ya están en torno al 10% mientras que en nuestro país vamos a otro ritmo, donde estamos en un 2%, es decir, que de cada 50 coches que se venden en España, tan solo 1 es 100% Eléctrico.

¿Por qué pasamos de los Vehículos Eléctricos??? pues quizás no es un problema de mentalidad, ahora vas a comprobar las distintas razones que nos impiden dar el salto.

  • Escasas infraestructuras de recarga

Según datos de ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones), en nuestro país tenemos 11.517 puntos públicos de recarga, lo que suponen 245 puntos por cada millón de habitantes. Estamos en menos de la mitad de los 573 puntos por millón de habitantes que hay de media en la Unión Europea. Según los expertos, para cumplir el objetivo de reducción de emisiones de CO2 en al menos un 50%, deberíamos de llegar a los 6 millones de puntos de recarga en nuestro país antes del año 2.030, difícil lo veo.

A todo esto debemos añadir un pequeño gran problema, la rapidez de los puntos de recarga, la mayoría de éstos a día de hoy son demasiado lentos, yo no quiero decir nada, pero imaginaos lo que será un día de operación salida en pleno julio – agosto o en Semana Santa teniendo que parar varias horas en mitad del viaje para poder cargar de nuevo las baterías de nuestro vehículo, y no solo el nuestro, sino decenas o cientos de coches más del resto de usuarios.

  • Diferencia en precio con los vehículos Gasolina o Diésel

Para no hablar de marcas, vamos a poner un ejemplo en euros, es decir, un coche medianamente normal, que puede costar unos 25.000 €, el mismo coche 100% Eléctrico puede costar unos 35.000€, y evidentemente cuanto mayor es el valor del coche más amplia es la diferencia en precio con el Vehículo Eléctrico.

Influyen dos motivos, uno como todos sabemos es el elevado coste del paquete de baterías, supuestamente todos los fabricantes están trabajando para reducir estos costes, y el otro motivo, es la pescadilla que se muerde la cola, es decir, a medida que se vayan fabricando más Vehículos Eléctricos y haya aumento de producción también podrán haber reducción de costes, como es lógico.

  • Cargadores en las viviendas, no es tan fácil

Según datos de la Oficina Europea de Estadística, el 64,9% de los españoles viven en un piso, y claro, esto dificulta enormemente la instalación de un punto de recarga doméstico. Desde hace varios años, todas las viviendas de nueva construcción deben de tener una pre-instalación de puntos de recarga para los Vehículos Eléctricos en los garajes, y a continuación si el propietario quisiera instalar un punto de recarga solo tendrá que comunicarlo a la comunidad de vecinos. Sin embargo, la realidad no es así, hay exigentes requisitos técnicos para que el proyecto sea aprobado y nos concedan el famoso “BOLETÍN”, sobre todo en edificios antiguos, donde la antigua instalación eléctrica se ha limitado a la justa y necesaria para la puerta de acceso, la iluminación y poco más, mientas que los cargadores necesitan de esa fuente de energía para su instalación y son inversiones muy costosas. Y ahora viene otro dato español, malo para variar, el 70% de nuestros vehículos duermen en la calle, lo que dificultaría la recarga nocturna, que sería la más lógica.

Cargador Vehículo Eléctrico en Garaje

  • Las autonomías NO son reales

Las autonomías homologadas de los Vehículos Eléctricos oscilan entre los 200 y 600 kms aproximadamente, aunque los más habituales son entre los 300 y 500 kilómetros. Es verdad que estamos hablando de distancias más amplias que las de hace tan solo unos años, pero al igual que pasa con los vehículos convencionales gasolina y diésel, los consumos no son reales. Lo voy a explicar mejor, no siempre conducimos a una velocidad de 120 kms/hora, con el aire acondicionado a una temperatura ambiente, sin acelerones bruscos, puertos de subida, adelantamientos, etc etc… Es evidente que el consumo real es muy superior, y en los casos de las autonomías podemos estar hablando de una variación de 100 a 150 kilómetros. Lo que nos lleva a la conclusión de que cualquier español que quiera recorrer una distancia media o larga nunca va a poder llegar a su destino sin tener que recargar antes.

  • Planes de ayuda insuficientes

Las subvenciones que se han dado durante estos últimos años, por supuesto aparte de insuficientes, han carecido de continuidad, y eso ha provocado una desconfianza por parte de los usuarios. Si nos referimos a este último y actual, el Plan MOVES III, tiene una validez hasta diciembre de 2023, pero es tramitado por cada comunidad autónoma, unas ya lo tienen en vigor y otras no, es un poco cachondeo para variar, y además, algunos usuarios desconfían de este tipo de apoyos, porque al estar considerados por Hacienda como una ganancia patrimonial, es obligatorio incluir la ayuda recibida en la declaración de la renta. También hay que decir, que las ayudas a empresas es bastante más baja que para los particulares, cosa que no entiendo, puesto que el objetivo debe de ser la descarbonización en general y la disminución de contaminación del Medio Ambiente, objetivo común de todos, empresas y particulares.

Plan Moves III

  • El precio de la Electricidad no deja de subir

Ufffff, todos los días lo escuchamos en los telediarios, hoy pagaremos la electricidad más cara que ayer, nuevo record en el precio del kW.

Y entonces como pretenden que nos compremos un coche eléctrico???

La tarifa de los cargadores públicos no está estipulada, actualmente duplican e incluso triplican el precio de la energía doméstica con precios de hasta 80 céntimos o más por un kWh. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ya advertía en su día que la carga rápida de electricidad puede salir más cara que repostar gasolina o diésel dependiendo del punto de recarga al que vayamos.

 

Creo que todos tenemos claro que el Vehículo Eléctrico es el futuro, y no por todo lo dicho anteriormente tenemos que sacrificarlo, pero espero y deseo que todas estas razones sean valoradas antes de adquirir un nuevo vehículo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.